Tratamientos de belleza | cavitación | Celulitis


Tratamientos de belleza | cavitación


¿5 estrellas?

cavitacionHoy en día existen toda una variedad de tratamientos de belleza, como por ejemplo el láser contra las arrugas, algunos suponen un gran avance en la estética por cuanto proveen resultados inmediatos en los casos de celulitis, flaccidez, obesidad y otros que preocupan a la mujer común.  Ante que nada debemos conocer qué es la cavitación, ésta es una  técnica estética que mediante una  generación controlada y repetida de micro-burbujas de vacío en el interior de un líquido, fluido o material fisiológico, seguido de su propia implosión.  Suena complicado pero no lo es, sencillamente la cavitación rompe las estructuras de depósitos grados localizados en las llamadas zonas problema.

Las mismas como todas sabemos, se resisten a las dietas para adelgazar, y aunque en algo ayudan, los masajes y el ejercicio continuado pueden tratarlas pero no erradicarlas del todo. Hay muchos tratamientos hoy en día como la vinoterapia, por mencionar algunos, pero la Cavitación ha sido todo un éxito.  Con la cavitación, se actúa sobre dichas zonas liberando las mismas de la grasa acumulada, a través de unas sesiones en que se logra proveer a las zonas problema de  un efecto  reafirmante muscular y moldeador del cuerpo. Además la cavitación como parte de este tratamiento de belleza, destruye la célula adiposa y transforma la grasa en una sustancia líquida, que eliminaremos a través del sistema linfático y las vías urinarias, simple y sencillo el sudor y la orina.

El procedimiento tiene lugar sobre las  células grasas, a las que se les somete a una  sobrepresión, que rompe sus membranas, desencadenando la destrucción de los adipositos. Con esta eliminación de la grasa en el modo ya descrito se logra cambiar los depósitos de grasa que en estado sólido eran imposibles de tratar, a estado líquido que se elimina al orinar. Para contribuir al éxito de este tratamiento de belleza, se debe observar una dieta hipocalórica y la ingesta de al menos dos litros de agua antes y después de cada tratamiento, ya que el agua es vital para remover los depósitos de grasa acumulada.

Existen  tres clases de cavitación, la cavitación estable, la doble cavitación y la ultracavitación. La estable es la forma tradicional de aplicación, reduce la celulitis y los depósitos adiposos y es menos agresiva que la quirúrgica. La doble cavitación, se trabaja a través de dos ondas de frecuencias distintas y combinadas, generando de forma controlada y repetitiva micro burbujas de gas; las ondas  interactúan generando un aumento alto  de temperatura interna por el efecto de vibración de la resonancia molecular y de la cavitación. Las burbujas colapsan y se implosionan, y de esta manera las células adiposas se exponen a esta energía, por lo que es destruida de forma selectiva la grasa, convirtiéndose en líquido que se eliminará con la orina. Parte importante de esta modalidad es agregar a la misma, el endomasaje, mediante el cual se succiona la célula y se produce un estiramiento del tejido, se oxigena la piel y se torna más saludable.

La ultracavitación es la modalidad que emplea los ultrasonidos de baja frecuencia,  que rompen  el  tejido graso sin dañar la micro circulación.  Las ondas promueven una vibración de ultrasonidos que comprimen de manera estable y rompen los nódulos grasos, los adipocitos y convierten en líquido la grasa sólida acumulada.

Las sesiones suelen durar 35 minutos, aplicándose en  abdomen, glúteos, zona externa o interna de la pierna, de cada sesión se desprende una reducción de volumen de 2 cms, y las mismas se realizan en un lapso intermedio de 72 horas, para permitir al cuerpo eliminar adecuadamente la grasa. Dependiendo de la zona problema, se pueden requerir ntre 6 y 12 sesiones, normalmente son entre 6 y 10, pero eso se determina en el momento de la evaluación.



Suscribirme por Email al Blog

Déjanos tu COMENTARIO, ya sean dudas, recomendaciones o críticas: