Depilación con cera de chocolate

Disponible cada vez en más salones de belleza, y fácil de encontrar para realizarla en casa.

La cera de chocolate, al igual que la cera caliente, es un aliado perfecto para terminar con el vello. Se aplica con una espátula y arranca el pelo de raíz dejando la zona depilada suave y aterciopelada.

Respeta tanto la piel y la trata de manera tan delicada que puede utilizarse tanto en las piernas como en otras partes del cuerpo. Hay, así, zonas especialmente sensibles que toleran muy bien la cera de chocolate como ingles o el labio superior.

Debido a todos los avances que día a día van teniendo lugar en el mundo de la depilación, la cera de chocolate se ha convertido en un recurso indispensable para muchas mujeres sobretodo a la hora de hablar de la depilación más íntima gracias a sus propiedades calmantes. Incluso, cuando se habla de depilación de vello púbico, al margen de la posibilidad de utilizarla para realizar la depilación brasileña, se utiliza este tipo de cera en muchos salones de belleza como oferta especial para días señalados (como Navidad o San Valentín) para realizar figuras artísticas en la propia depilación (estrellas, corazones, o cualquier cosa que la imaginación y la maña de la esteticista puedan llegar a realizar).

Para hacer una sesión de belleza en tu propia casa y con tus propias manos también es un buen recurso a utilizar debido a que asegura un arranque perfecto y es a la vez altamente hidratante.  Se seca rápidamente lo que le da agilidad a la dificil función de depilarse las piernas, infierno de muchas mujeres, ya no sólo por el dolor sino también por las dificultades que entraña lo pringosa que, en ocasiones y si no se tiene experiencia, puede llegar a ser cualquier tipo de cera.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.