¿Qué es y en qué consiste la depilación eléctrica?

El crecimiento del pelo es fruto de la herencia genética y de los niveles hormonales. Además, su crecimiento puede verse estimulado por algunos medicamentos, determinadas enfermedades y ciertos métodos de depilación.

depilación eléctrica

 

¿Qué es la depilación eléctrica?

La depilación eléctrica o electrología es un método cien por cien efectivo para eliminar los pelos de la cara o el cuerpo. Se realiza pelo a pelo, por eso es más lenta que la depilación láser, pero sus resultados son definitivos. Hay estudios clínicos que refrendan esta afirmación. Con la depilación eléctrica se destruye la zona germinal del pelo, dejando el folículo sin capacidad para regenerarse, es decir, se evita que vuelva a crecer el vello en el folículo tratado.

El Doctor americano Charles E. Michel (1833-1913), un oftalmólogo americano oriundo de St. Louis, Missouri, fue el primero en utilizar este sistema en 1875. Lo empleó para tratar a pacientes que padecían triquasis (una enfermedad ocular que consiste en una alteración de las pestañas, las cuales crecen de forma anómala en dirección al ojo). Con el paso de los años el tratamiento ha ido evolucionando y se han perfeccionado y modificado algunos conceptos referentes a la técnica en sí misma, además, se tienen muchos más conocimientos sobre anatomía y fisiología folicular.

Con la depilación eléctrica se pueden tratar la mayoría de las zonas del cuerpo: zona facial (labio superior, cejas, patillas, barbilla, cuello, nuca, frente, pómulos y orejas),  y zona corporal (piernas, ingles, axilas, línea alba, areolas mamarias, espalda, pecho, brazos y manos).

Se puede tratar cualquier tipo de pelo, aunque es especialmente indicada para el bello fino, rubio, pelirrojo y blanco.

Es ideal para aquellas personas que se han realizado otros tratamientos, como puede ser la fotodepilación, y que cuentan con pelos resistentes. “Es especialmente efectiva en la zona facial, en el mentón, en el labio superior y en las cejas” afirma Mª Amparo Pérez Igual, especialista en depilación eléctrica en Valencia.

El número total de sesiones necesarias para eliminar el vello de forma permanente puede variar en función de la persona y del área a tratar. La mayoría de los pacientes suele acudir al centro cada semana o cada dos semanas, según sea necesario. Si el problema es de origen hormonal, el tratamiento es más lento, pero igual de efectivo. Cada sesión dura entre 15 minutos y una hora, los efectos se notan desde la primera sesión. Generalmente no hay efectos secundarios permanentes, pero a veces se produce un leve enrojecimiento temporal.

La depilación eléctrica está especialmente contraindicada para embarazadas, personas con marcapasos, lesiones cutáneas, epilépticas, con problemas circulatorios o sensibles a las corrientes eléctricas. “Tampoco es recomendable en caso de nevus, neoplastias activas y si se toman fármacos retinoicos” puntualiza Mª Amparo Pérez Igual.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies