Consejos para una buena EXFOLIACIÓN DE ROSTRO

A la hora de tener un rostro bello, es importante llevar adelante procesos de limpieza efectivos, utilizar maquillaje de buena calidad y realizar exfoliaciones de rostro de manera regular. Al hacerlo, no solamente eliminamos células muertas, sino que prevenimos la aparición de granos y espinillas, y mejoramos la textura general de nuestra piel para que esté más suave. También ayuda a aumentar la absorción de los beneficios de las cremas que apliquemos posteriormente, ya que la piel exfoliada respira mejor.

Entre los tips para una correcta exfoliación, encontramos recomendaciones sobre la regularidad, la humectación y la forma de exfoliar dependiendo de la zona del rostro a trabajar. Te contamos cuáles son algunos de estos trucos para una buena exfoliación que ayudarán a que tu piel luzca sana, fresca y natural.

1. Cómo enjuagar el rostro

Utiliza algodones húmedos para arrastrar los restos de la exfoliación del rostro. También se puede utilizar directamente agua tibia para el enjuague, y al finalizar cerrar los poros con un poco de agua fría.

2. Cantidad de crema exfoliadora

Algunas mujeres creen que hay que aplicar una capa gruesa de crema exfoliante para realizar bien el procedimiento, pero la clave está en aplicarla de forma ascendente, con movimientos circulares. La crema tiene que actuar entre 10 y 20 minutos para poder llegar bien a cada poro de nuestra epidermis.

3. Exfoliante en diferentes zonas

Nuestro rostro tiene zonas más gruesas donde la piel acumula más grasa. En esos lugares, hay que prestar especial atención al realizar la exfoliación. En el contorno de los ojos, por ejemplo, tenemos que evitar cualquier tipo de exfoliación porque es una zona delicada, por eso hay que avanzar con cuidado en las distintas zonas de piel más gruesa de nuestra cara, como son la nariz, la frente y la barbilla.

4. Regularidad

Para obtener mejores resultados, se recomienda realizar la exfoliación al menos 1 vez a la semana. Esta regularidad hará que la piel esté mejor preparada para recibir los aportes de las cremas y maquillajes que utilicemos posteriormente, logrando así un mejor resultado final.

5. Humectación previa

Antes de proceder a la exfoliación, es recomendable humedecer el rostro. Se recomienda hacer el baño con agua tibia, ya que el vapor favorece el proceso a través del cual los poros se abren y son más receptivos de los beneficios de la exfoliación.

Con estos trucos obtendrás mejores resultados en la exfoliación y en distintos procedimientos para lograr mayor belleza en tu día a día. Recuerda que la clave siempre está en mantener la belleza y el cuidado del cuerpo, para más salud y una mejor estética.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.