Baño relajante perfecto

Para llevar a cabo un baño relajante perfecto, debemos tener, al menos treinta minutos disponibles. Primero, ponte una música de fondo, música relajante, clásica o de ambiente, para poder relajarte y disfrutar del baño.. si te acompañas con unas velitas tu relajación sera mayor.

La temperatura ideal del agua debe ser de entre 30 y 32 grados. Los mejores aromas esenciales son los de lavanda o romero; pues, estos poseen unas propiedades relajantes únicas. Cuando nos bañamos, tanto el agua caliente como el vapor, hacen que los poros se abran, y se hacen  más receptivos a las propiedades terapéuticas de las plantas y hierbas.

 Deberíamos tener en cuenta los siguientes aceites: aceite de opio que es muy relajante  y refrescante; aceite de eucalipto, balsámico y estimulante; aceite de romero, que es relajante, creativo y desinfectante; y aceite de lavanda que es muy relajante y tonificante.

Si no disponemos de  estos aceites esenciales, podemos hacer una versión más casera y económica, con un baño muy fuerte de menta, manzanilla o valeriana. Después de realizar este baño relajante, debemos emplear una crema hidratante para hidratar en profundidad nuestra piel. Y, por supuesto, la mejor hora para realizar este baño relajante es antes de ir a dormir. Tendremos un sueño super reparador y nos levantaremos llenas de energia y con la piel de nuestro cuerpo radiante.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.