Esponjas Corporales ¿Cómo Utilizarlas Para Verte Más Guapa?

 

esponjas corporales

Mucho se habla y se ha hablado de la piel, de como nutrirla y cuidarla. En este posteo te contaremos todo a cerca de las esponjas corporales. Estas además de ser necesarias para mantener la higiene diaria, son estupendas para que tu piel luzca muy saludable, y te veas muy guapa.

¿Porque las esponjas corporales te mantienen saludable?

Estas esponjas ayudan a mantener una correcta higiene. A través de ella nos deshacemos de suciedad, grasa, polvo y gérmenes. Ellas nos ayudan a hacer una limpieza profunda de la piel.

Otra de las utilidades de las esponjas corporales, es que a través de ellas se eliminan las células muertas de la piel. Las esponjas, activan tu circulación sanguínea, eso la mantiene muy saludable y sumamente tersa.

Un tipo de esponja para cada tipo de piel

Las pieles no son todas iguales, es por eso que no todas las esponjas se adecuan a todos los tipos de pieles. A continuación te contaremos que tipo de esponjas corporales debes utilizar para tu tipo de piel.

Tipos de esponjas

  • Naturales
  • Sintéticas

Estos tipos de esponjas pueden ser muy suaves o más duras. En el primer caso solo servirán para pasar el jabón o la espuma de baño. Si la esponja corporal es más dura será un muy buen exfoliante. Si tienes piel sensible, no debes utilizar una esponja corporal muy dura, esta lejos de causarte un beneficio lastimará tu piel.

Tipos de pieles

Piel sensible

En este caso no es recomendable utilizar una esponja muy dura como lo dijimos más arriba. En este caso debes utilizar una esponja muy delicada que no agreda tu piel. Para eliminar las células muertas una vez a la semana utiliza un exfoliante corporal. Este te dará un estupendo resultado, y mantendrá a tu piel fresca, y lozana sin agredirla.

Pieles normales

Si tienes este tipo de piel, puedes utilizar una esponja suave o un poco más. No te apegues al concepto si no rasca no limpia. A veces el rascar no es bueno, puedes causarle un daño a tu piel, además de dejar tus poros abiertos y expuestos.

Si tienes una piel normal, puedes utilizar esas esponjas corporales que tienen doble faz. Con ellas puedes exfoliarte, o simplemente esparcir el jabón o el gel de baño si te apetece. También puedes utilizar la cara más dura para ciertas zonas del cuerpo como los pies, la espalda y los brazos. Y la más fina para el cuello, el escote y las axilas.

Pieles grasas

Si quieres limpiar tu piel grasa en profundidad, debes recurrir a una muy buena esponja exfoliante. Esta eliminará el exceso de grasa que hay en tu piel, y la limpiará a fondo. Otra de las cosas que debes tener en cuenta si tienes una piel grasa, es el jabón o gel de ducha que utilizas, este debe ser adecuado a tu tipo de piel.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.