La vinoterapia y sus beneficios

Existen numerosas vías para mantener una piel sana: tratamientos exfoliantes, sea con preparaciones a base de productos naturales, que podemos fácilmente preparar en casa, o los procesados que encontramos en el mercado.

La vinoterapia y sus beneficios

Actualmente los tratamientos en donde se incorporan alimentos como frutas, café, chocolate, entre otros, han sido incluidos en los sistemas que utilizan numerosos spas alrededor del mundo.

La inclusión del vino en este tipo de tratamientos, ha sido uno de los más promocionados como novedoso y si se quiere hasta extravagante; sin embargo desde hace siglos se aplican mascarillas en Francia, Italia y España. Actualmente, se ha difundido la aplicación de esta técnica en otros continentes con los fines claros de limpiar, hidratary desacelerar el envejecimiento de la piel.

 

Las propiedades de la uva                                

Recordemos que la uva contiene antioxidantes, pues es rica en vitamina C, esta controla los efectos causados por los radicales libres; además protege a otros antioxidantes como la vitamina E y el betacaroteno.

En esencia la pepita de la uva negra es la que ofrece mayores propiedades, se utiliza la semilla y el aceite que produce. Asimismo, el vino a utilizar en esta terapia se selecciona con atención; los centros, en donde se aplica, necesitan una bodega exclusiva para el vino que utilizarán.

 

Sistemas de la vinoterapia

En este sentido encontramos diversos métodos para realizar esta Se envuelve el cuerpo con una mezcla de los derivados de la uva y se aplica calor. Todo esto permite un peeling natural, las células muertas se retiran de nuestra epidermis.

Otros centros, utilizan la hidroterapia, procurando que en primer lugar se abran los poros de la piel, posteriormente se vierte el vino directamente en un baño relajante. Este ayuda a afinar glúteos y senos, además de hidratar la piel.

También es posible que las personas que estén gozando de los beneficios de la vinoterapia disfruten una o dos copas. Ello no altera negativamente los efectos de depuración en el cuerpo, al contrario, los polifenoles presentes en el vino generan efectos positivos en el sistema digestivo y el alcohol en esa pequeña cantidad produce un efecto relajante, reduciendo la ansiedad.

De manera que con la vinoterapia consentimos nuestro cuerpo por fuera y por dentro, además de estético resulta saludable.

 

Fuentes:

  • DOMINÉ, A. (2004) El vino. México: Konemann
  • Reportaje del programa de Margarita Gralia: [youtube]http://youtu.be/ODBTdzGIVFo[/youtube]

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.