Tres estrategias para mantener los pechos firmes

Cuidado con el peso:

La mayor proporción del tejido del tejido mamario está formado por células de grasa. Por lo tanto, subir y bajar de peso, aunque solo sean dos kilos, puede causar que la piel y el tejido interior de tus senos pierdan elasticidad. Manteniendo tu peso, vas a evitar que con el tiempo se vean blandos y caídos.

Las cremas ayudan

Tus pechos no contienen músculo, así que no habrá entrenamiento que los tonifique. Para que se vean deseables y llamativas, los profesionales recomiendan usar regularmente cremas percutáneas reafirmantes con vitamina A.

Sostenlas bien

Es importante usar un sujetador én que te sujete bien los ligamentos del pecho para conservar la firmeza. Así uses una talla 80 o una 95, son más efectivos los que tiene un aro de metal por debajo. Y cada vez que vayas al gimnasio utiliza uno deportivo, que están especialmente diseñados para moverte segura. Pero cuidado, no tienes que sentir que tus pechos están demasiado apretados o que tu caja toráxica tenga que soportar mucha presión

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.