¿A qué se debe la visión borrosa?

Millares de personas se quejan de tener la visión borrosa o nublada, un trastorno que tiene muchas causas y que no se debe infravalorar o despreocuparse de él. Sobretodo si este problema va acompañado de dolor de cabeza, mareos, cansancio y náusea, es muy importante entender qué lo desencadena y cómo evitarlo.

¿Veis mal los objetos? ¿No distinguís las personas (sobretodo los rostros)? Entonces es necesario consultar a un especialista. En este artículo, os daremos algunas informaciones sobre la visión borrosa o nublada, las causas y los posibles tratamientos.

Causas de la visión borrosa

Vision Borrosa en Mujer

Esta lista os ayudará a entender cuáles son los motivos por los cuáles tenéis problemas de vista nublada y cuáles son los síntomas más comunes.

Astigmatismo y miopía

El primero es un trastorno de la vista que comporta una menor nitidez visual de cerca. La miopía, en cambio, es una anomalía por culpa de la cual no se consigue enfocar un objeto lejano. Además de comportar una visión nublada, distorsionan el campo visual.

Cataratas

Son más frecuentes en las personas de edad superior a los 60 años y a menudo no presentan síntomas. En otros casos, las cataratas comportan opacidad de la córnea, visión borrosa, sensibilidad a la luz, halos de luz, visión doble y borrosidad progresiva de la vista.

Diabetes

Uno de los numerosos síntomas de desequilibrio a nivel de azúcar en la sangre puede ser la visión borrosa. Es necesario prestar atención en caso de diabetes porque la negligencia puede desembocar en problemas mucho más serios por lo que respecta a la vista, incluso la ceguera.

Esclerosis múltiple

Esta enfermedad neurodegenerativa tiene como consecuencia problemas a la vista, entre los cuales la visión borrosa. También causa problemas de incontinencia urinaria, cambios en la sensibilidad, etc.

Hipoglucemia

Una bajada brusca del nivel de azúcar en la sangre puede causar no solamente visión borrosa, sino también otras alteraciones de la vista, confusión, visión doble, convulsiones, pérdida del sentido, ansiedad, palpitaciones e inestabilidad.

Hemicráneas

Cuando la cabeza duele mucho a causa de un problema muscular o neuronal, la visión borrosa es un síntoma frecuente. Otros síntomas son la náusea, la sensibilidad a la luz, dolor a los ojos y vómito. La cefalea puede tener síntomas similares.

Presión arterial elevada y glaucoma

Ya sea en caso de hipertensión o de presión (glaucoma) , podríais presentar problemas en la vista. Ambas, además, desencadenan ulteriores problemas como desmayos, pérdida parcial o total de la vista, taquicardia, etc.

¿Cómo evitar la visión borrosa?

Si os sucede muy a menudo, es importante que consultéis un médico. Si, en cambio, es un problema esporádico, prestad atención a los siguientes consejos:

Disminuid el estrés

Esto os ayudará a reducir la presión arterial y a disminuir el nervosismo. Como consecuencia, estaréis más serenos y podréis ver mejor. La hipertensión es uno de los peores amigos de los ojos porque los “desgasta”. Si tenéis la presión ocular elevada, entonces deberíais intentar tranquilizaros un poco. Trabajad sobre vuestras preocupaciones y sobre la ansiedad de manera que no os causen problemas, especialmente a la vista.

Relajad la vista

Si habéis pasado mucho tiempo a trabajar frente a la pantalla del ordenador o del portátil, podríais tener los ojos cansados, y esto provoca la visión borrosa. Cerrad los ojos durante un minuto sin levantaros de la silla. Otra opción consiste en ponerse de pie, poner el dedo índice frente a la cara y acercarlo y alejarlo lentamente, mientras continuáis a mirarlo. Después, haced el mismo ejercicio, pero de derecha a izquierda, como si fuera un péndulo. Podéis mover solamente los ojos, no la cabeza.

Enfocad y desenfocad

Concentrad la atención en un objeto y miradlo fijamente. Después, intentad desenfocarlo y focalizaos en lo que lo circunda. Uno de los motivos por los cuales las personas ven de forma nublada es porque no están acostumbradas a focalizarse en algo en particular, debido a los numerosos estímulos que reciben todos los días.

Prestad atención a la alimentación

Seguramente sabréis ya que el agua es el mejor aliado para mantener el cuerpo hidratado, esto vale también para la vista. El agua os permite también eliminar las toxinas que se acumulan en el organismo y que pueden dañar el hígado, el órgano directamente relacionado con los ojos. Si veis de forma borrosa o nublada, intentad seguir una dieta sin grasas o comida frita. Bebed todos los días una taza de té de boldo y seguid una alimentación depurativa a base de verduras cocidas al vapor o semicocidas (sobretodo brócoles, espinacas y acelgas) y arroz integral. Dejad a parte las grasas, la carne y los lácteos.

Aumentad la cantidad de vitaminas del grupo A y del grupo C. Podéis encontrarlas en los cítricos, en las zanahorias, en la papaya y en los brócoles.

Adoptad hábitos de vida más sanos

Aumentad las dimensiones de los caracteres cuando debéis leer de una pantalla de forma que no tengáis que acercaros demasiado al dispositivo. Evitad leer cuando no hay suficiente luz (mejor si hay luz natural y no artificial). Permaneced al menos a un metro de distancia de la televisión y poneos gafas de descanso en el trabajo o cuando volvéis a casa.

Es bueno también pasar tiempo en ambientes naturales, como por ejemplo en el campo o bien en el mar. De esta forma, podréis entrenar el campo visual de los ojos. Como si hubierais hecho una fotografía panorámica, la vista necesita descansar después de haber visto muchas cosas a la vez, muchos colores, muchas luces, mucha luminosidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.