Como hacer que nos dure mas el rimel

El rímel realza la mirada, volviéndola más impactante y hermosa. De hecho, algunos conocidos maquilladores comentan que para el día a día sólo son necesarios cuatro cosméticos: un gloss  labial, un colorete favorecedor, un corrector para las pequeñas imperfecciones y las ojeras y el rímel.

¿Qué hacer cuando el rímel se acaba? Consejos prácticos. 

No obstante, muchas lectoras habrán sufrido el hecho de que un cosmético se les acabe por sorpresa, y en alguna ocasión, el el momento más inoportuno (cuando se tiene una cita importante, cuando se acude a una entrevista de trabajo…). En el caso del rímel, también puede ocurrir también que se haya quedado algo seco y las pestañas largas y sedosas que esperamos se conviertan en unas pestañas llenas de grumos, muy poco atractivas.

Para ambos casos, la solución es sencilla: añadir unas gotas de aceite de oliva (o de aceite de almendras). A continuación, se ha de meter y sacar la escobilla del rímel varias veces, para que éste se mezcle con el producto que queda en el recipiente, convirtiéndose en una masa homogénea. El resultado no sólo es que podemos aprovechar el cosmético un poco más, sino que además nuestras pestañas estarán más hidratadas y bonitas que nunca, gracias al aceite de oliva. Se ha de tener cuidado, no obstante, con la cantidad de aceite que se añade: es por ello que lo más conveniente es añadir este oleoso producto gota a gota, hasta que el resultado sea el deseado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.