Dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto es el término que se utiliza cuando la dermatitis es causada por un agente que entra en contacto con la superficie de la piel. Convencionalmente, la dermatitis de contacto alérgica es siempre por algo natural y se produce sólo en un individuo que ha desarrollado alergia a ese agente. Al igual que otras enfermedades alérgicas, los agentes causantes de dermatitis de contacto son también sustancias a las que el individuo está expuesto durante las actividades rutinarias del día a día.

La dermatitis por contacto puede ser fácilmente controlada mediante la aplicación de una pomada con corticoides, si la dermatitis se limita a un área localizada. Si, por otro lado, la dermatitis es generalizada y extensa, es preferible tratarla con corticosteroides vía oral. Los antihistamínicos (comúnmente conocidos como medicamentos anti-alérgicos) son prácticamente inútiles en la dermatitis de contacto. Sin embargo, es importante saber que el corticosteroide produciría sólo una regresión temporal de la enfermedad. Si la exposición al agente causal es continua, la dermatitis también se repite. El tratamiento primario para la dermatitis de contacto por lo tanto, es detectar la causa y prevenir la exposición. Si no se produce dicha exposición, la dermatitis se calmara, incluso sin tratamiento alguno. Los corticosteroides sin embargo, te ayudarán a disminuir la dermatitis más rápido y reducir el dolor, picazón e incomodad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.