Exfoliante natural para la piel

La exfoliación es muy importante para el cuidado de nuestra piel, ya que así vamos a quitar todas las células muertas y la suciedad que nos podamos encontrar. El mejor exfoliante natural, sin duda, es el azúcar. Podemos usar una pequeña cantidad de azúcar –la cantidad ideal es la que nos quepa en la palma de la mano-; humedecerla  y lavarnos la cara con ella, frotando un poco.

 Pero, otros exfoliantes a tener en cuenta son: 

1. Debemos colocar nuestro rostro al vapor de un recipiente con agua hirviendo, durante unos 20 minutos; a continuación, debemos frotar nuestra cara con la mezcla que hemos hecho de una cucharada de miel con dos almendras molidas, y media cucharadita de zumo de limón. Después, enjuagar con agua tibia.

2. Otro remedio es lavar y picar una zanahoria y licuar el resultado. El zumo se debe mezclar con nuestra crema hidratante, y emplearla una vez a la semana, realizando masajes circulares, en nuestro rostro, para eliminar toda la suciedad.

3. Otro truco es preparar avena con agua hirviendo y dejar que repose, tras esto, añadir más agua, hasta cubrirlo. Lo molemos, con la ayuda de una licuadora, estos ingredientes. Y, otra vez, con masajes circulares, menos en la zona de los ojos. Se limpian los restos con agua.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.