Personalizar tus Cremas

Muchas mujeres como también hombres (cada vez más) se ocupan y preocupan de su piel, siendo conscientes de que el aspecto de ésta determina en buena medida el tono general de su presencia. Sin embargo, a veces el precio de las cremas y productos destinados a sus cuidados puede resultar exorbitante. Además, los productos naturales y caseros nos tranquilizan respecto a las consecuencias para nuestra salud.

Si queremos ahorrar dinero sin tener que prescindir de cremas que nos mimen, tenemos la opción de fabricar y personalizar nuestra propia crema de acuerdo a las necesidades de nuestra piel. Para ello precisamos una crema base, que podemos comprar o bien elaborar de modo casero. Sea de una manera o de otra, una crema base está exenta de cualquier aromatizante y componentes activos, e incluye una buena dosis de emulsionante que posibilita agregar elementos acuosos o aceites. Y son precisamente aceites esenciales los que terminarán dando el carácter que desees a tu crema.

Pero volvamos al hecho de cómo obtenerla. Comprarla es fácil, preguntando en cualquier comercio o buscando en la Red encontraremos cremas base adecuadas para nuestros propósitos. Otra cosa es elaborarla y personalizarla. Para ello necesitaríamos 10 gr de cera de abeja, 25 ml de agua de rosas, 100 ml de aceite de germen de trigo y 30 gr de lanolina (sólo ésta en caso de piel muy seca).

Una vez reunidos los ingredientes (se pueden utilizar otras recetas parecidas que se hallan fácilmente en la Red), se colocarán dentro de un recipiente, calentándose al baño maría y removiendo. Cuando esté bien mezclado, se pondrá en reposo a refrigerar, siendo facultativo añadir antes o después los aceites.

Con 5 gotas de aceite bastarían para 50 ml de crema. Si se tiene la piel grasa debería utilizarse aceite esencial de limón o lavanda. Además, posee propiedades bactericidas. Para la piel seca conviene aceite de rosa de mosqueta, de sándalo o de neroli (este es bastante caro). Las pieles sensibles agradecen aceites de manzanilla, jazmín y espliego.

Recuerda, personalizar tu crema depende en buena medida de los aceites esenciales que utilices.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.