Evitar el dolor al ponernos tacones

Peligro: Tacones

Una buena elección del calzado es vital para favorecer la postura y evitar lesiones. A priori, puede parecer que utilizar un zapato plano es lo adecuado pero no es así. Lo ideal es que los zapatos no tengan la suela completamente plana. Es positivo que tengan un poco de tacón, puesto que esto ayuda a que el apoyo del pie sea correcto y los pasos sean fisiológicos, normales.

El problema de los tacones es que la moda exige unos cánones de altura desmesurados. Los tacones kilométricos obligan a hacer malabarismos para andar con ellos, y aunque mantengas el equilibrio y el paso firme, el pie se apoya de una forma incorrecta, y las articulaciones se fuerzan al caminar en una postura antinatural, sobrecargando músculos y articulaciones. Las lesiones que pueden causar son diversas: artrosis de rodillas, sobreesfuerzo de tobillo, deformación de los huesos del, problemas de cadera y espalda y  más propensión a sufrir esguinces o caídas peligrosas.

No hace falta renunciar a la estética, pero sí conviene seguir unos consejos antes de comprar el calzado. Lo primero, decantarse por unos que sean relativamente cómodos, dentro de lo posible. Es importante que no sean demasiado estrechos y que la talla sea la adecuada para que no presionen los dedos. También es conveniente no utilizar siempre el mismo zapato, variar de altura según la ocasión facilita que el pie no se sobrecargue.

Si combinas estas dos premisas con una vida activa y un buen estiramiento los dolores derivados de los tacones no tendrían por qué aparecer…y si aparecen, siempre podrás volver a casa con ellos en la mano.

También puede interesarte: como elegir los tacones correctos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.