Cómo Debes Cuidarte un Piercing

 

Los piercing y argollas por todo el cuerpo hace ya algún tiempo que se pusieron de moda, yo misma tuve uno por varios años en el ombligo cuando era joven… y como buena joven e inexperta que era, se me terminó infectando.

Lucir un piercing se ve muy bonito, pero debes tener unos cuidados básicos desde el día O en el cual te lo hagas.

La primera vez que nos hacemos el piercing, la persona que lo haga deberá enseñarte su certificado para que puedas ver que todo esta en orden y que es un profesional, ya que si te lo hace cualquier persona, te puede causar una infección que te va a cotar mucho curarte. No pongas en riesgo tu salud.

El piercing que te ponga debe ser de acero inox quirúrgico para no correr riesgos. Seguramente no te gustará el modelo que te ponga por que muchas veces son muy simples, pero en pocas semanas, si sigues los pasos para cuidarte el piercing que te vamos a explicar,podrás ponerte el que quieras.

La persona que te haga el piercing te dirá que te compres un gel antibacterial especial para eso. Yo me compré uno llamado Isdin.

Aunque quieras ver lo bonito que se ve el piercing y quieras enseñarlo a todos, no te lo toques y mucho menos si tienes las manos sucias y por supuesto, NUNCA dejes que alguien lo toque durante el proceso de curación.

A veces el piercing se pega a la piel, por eso, debes moverlo, de vez en cuando un poco (con las manos totalmente limpias).

En caso de que veas que te duele o veas que se te hincha, lo más probable es que se haya infectado, así que no dudes en consultar a tu médico para que pueda recetarte algo.

Si acudes a tiempo al médico no debería haber ningún problema.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.