Aquellos días de pesadilla

Hay ocasiones cuando crees que será el mejor día de tu vida pero de repente, al ver el espejo por primera vez en el día te das cuenta de que tienes algunas imperfecciones de las cuales no te esperabas, para poder erradicarlas lo más rápido posible sigue estos consejos.

Te acabas de levantar pero  ¡Oh sorpresa!  Unas  ojeras enormes amanecieron debajo de tus ojos. Para esconderlas debes de cubrirlas usando corrector en crema debajo de los ojos. El corrector debe de ser uno o dos tonos más oscuros que tu piel. Aplícalo con el dedo índice y difumínalo bien, séllalo con poco de polvo por encima. Ahora, si tus párpado están hinchados, después de usar el nuevo rizador, lo más seguro es que seas alérgica al revestimiento de níquel que se usa comúnmente en el borde. Deja de usarlo por un  par de días y ve si te baja la hinchazón y si no cede visita al dermatólogo.

Ahora, si tu cara se sonroja es porque los vasos sanguíneos de tu cara se dilatan. Para detener el sonrojo vergonzoso, moja una toallita con agua fría y colócala sobre tu cara. O si tienes estrés o ansiedad, prueba la técnica de yoga, respira por la nariz y exhala por la boca para calmar la ansiedad. Recuerda que la comida picante y el alcohol también hacen que tu cara se sonroje.

Si de plano ves que tu cara está pálida, lo mejor es colorete, pero si no tienes en casa, haz lo que solía hacer tu abuelita. Usa un poco de lápiz labial sobre tus mejillas.

Acabas de ver que tienes nuevos vellos en las cejas.  Escoge pinzas de plástico flexible en vez de metal. Las puntas plásticas son lo suficiente buenas para agarrar el vello y es menos probable que te lastimes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.