Dieta para la celulitis

dieta para la celulitis

Confrontar el hecho de sufrir de celulitis puede dar lugar a sentirnos contrariadas con nosotras mismas, inseguras de nuestra apariencia y obsesionadas por librarnos de ella. Pero es cierto que aunque la celulitis hoy en día es un problema estético que se presenta tanto en hombres como mujeres y que también no tiene edad, porque sus diversas causas la hacen afectar la piel de la mujer adolescente en pleno proceso de crecimiento que la mujer adulta ante los cambios del embarazo y otros.

Cierto es que las condiciones que propician el aparecimiento de la celulitis  son variadas, desde una mala hidratación, una mala circulación, desbalances hormonales, subidas y bajadas abruptas de peso, la vida sedentaria.  Y cosas tan insospechas como el uso de prendas muy ceñidas que dan lugar a la retención de líquidos que en alguna medida está ligada a la celulitis femenina. Hay muchos trucos de belleza para luchar contra celulitis, como mejorar las condiciones de vida que son una alimentación balanceada, hidratación, ejercicio moderado, y un cuidado específico de la piel.

Una dieta para la celulitis, puede tener benéficos y prolongados beneficios en la apariencia de la piel, claro acompañada de ejercicio y alimentación adecuada. Como siempre es importante recordar que antes de someterse a una dieta por corta o ligera que sea, hay que contar con la aprobación del médico que conociendo el caso en particular puede recomendar la dieta. Así que luego que tu médico basado en tu historial apruebe esta dieta puedes contar con que la misma tiene grandes beneficios para la celulitis.

Hay que hacer el desayuno como regularmente se hace, después de todo es el primer alimento del día y debe ser nutritivo. La  dieta para la celulitis, se concentra en los alimentos del almuerzo y cena, así: Almuerzo: Espinacas salteadas con jamón, pescado a la plancha, fruta fresca  como las fresas, kiwi, piña, mandarina o frutas secas como los higos secos, por ejemplo.  La cena está concebida en la ingesta de crema de calabacín, puerro, mejillones al vapor, yogur o cuajada o queso fresco. Al sentir hambre hay que consumir fruta y beber agua. Las bebidas diuréticas naturalmente funcionan mejor y son el zumo de frutas naturales y el agua pura así como los frutos jugosos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.