Belleza y Labio Leporino, ¿Enemigos?

Labio leporino o fisura facial es un defecto orofacial congénito que afecta a uno de cada 500 recién nacidos. Este problema puede llegar aislado o acompañado de otras alteraciones que pueden afectar la zona nasal media y la maxilar superior, incluso puede extenderse hacia atrás y dividir la encía y el paladar. Sin embargo, el labio leporino puede ser tratado por un cirujano maxilofacial, ya sea con una o varias intervenciones quirúrgicas para corregir todos los defectos que, además de una imagen grotesca pueden causar problemas de lenguaje.

Labio Leporino en los Bebé.
Labio Leporino en los Bebé.

Nuestro rostro es uno de los aspectos más importantes en la autoestima, por lo que una malformación puede hacernos objeto de rechazos, burlas y otras actitudes que dañen nuestra relación con el entorno y con nosotros mismos. Hoy en día la cirugia reconstructiva ofrece alternativas para tratar el labio fisurado a temprana edad, así como las fisuras entra la encía y el paladar para dar un mejor aspecto y una funcionalidad adecuada que no afecte el lenguaje.

Pero ¿Se puede ser bello aún con un defecto como el labio leporino?

El actor Joaquín Phoenix, de origen portorriqueño, tiene una cicatriz del lado superior izquierdo que se dice haber sido causada por labio leporino, sin embargo esto no le impidió ganar dos veces el premio de la academia y ser conocido como uno de los actores más sexys de Hollywood.

Joaquín Phoenix con una cicatriz de Labio Leporino
Joaquín Phoenix con una cicatriz de Labio Leporino

¿Cómo evitar el labio leporino?

En la última década se han realizado investigaciones sobre diversos trastornos congénitos y se ha encontrado que la deficiencia de ácido fólico y el tabaquismo son posibles causas de malformaciones, sin embargo hay otros factores que pueden incrementar las probabilidades de que un bebé nazca con estos problemas:

  • Antecedentes familiares, si alguien de nuestra familia o de la pareja tuvo labio leporino o paladar hendido, habrá más probabilidades de que nuestro bebé padezca alguno de estos trastornos.
  • Sexo, las mujeres tienen más probabilidad de sufrir paladar hendido y los hombres labio leporino.
  • Diabetes, tener diabetes antes del embarazo puede ser un factor de riesgo; del mismo modo padecer obesidad incrementa el riesgo de malformaciones.
  • Sustancias tóxicas como el alcohol, drogas, tabaco e incluso algunos medicamentos pueden influir en el desarrollo de malformaciones, así como bajo peso al nacer y partos prematuros.

Cabe destacar que a través del ultrasonido el médico puede detectar el labio leporino en los primeros tres meses del embarazo y que lo más recomendable es realizar el tratamiento desde muy pequeños para reducir las complicaciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies