Bañarnos protegiendo nuestro cuerpo

Muchas veces a la hora de bañarnos no sabemos cuán influyentes son en nuestro cuerpo tres elementos básicos: la temperatura del agua, el jabón que usamos y nuestra posición.

 Bañarnos protegiendo nuestro cuerpo

El agua y su temperatura

La temperatura ideal que deberíamos usar genera confusión en muchas de nosotras, todo depende de los propósitos de tu ducha y cuándo la tomamos, por ejemplo:

Si es en la mañana debería ser con el agua bien fría, no más de 5 minutos. Ahora bien, si quieres tomar una ducha que relaje tus músculos, el agua debería ser tibia o caliente, pero cercana a tu temperatura corporal. Mientras que en la noche procura bañarte con agua tibia y utiliza una esponja grande para masajear suavemente tu cuerpo.

Vemos que el agua caliente relaja y el agua fría estimula y tonifica los músculos. Alternando ambas temperaturas rápidamente mejoraremos nuestra circulación.

 

¿Qué es mejor, el jabón o el gel?

Debemos utilizar una sustancia “extra” además del agua, que remueva impurezas, gérmenes y otros agentes que se tornan perjudiciales al permanecer de forma prolongada en nuestra piel.

Si es necesario tomar más de una ducha al día debido a nuestro trabajo o el clima, lo indicado sería enjabonar las partes sensibles en cuanto a la higiene corporal se refiere, pues bañarse más de una vez al día y volver a utilizar jabón genera alteraciones en la epidermis.

Los geles penetran mejor los poros y es conveniente que tengan vitaminas, además son más prácticos si debes viajar y más higiénicos.

Siempre revisa la etiqueta del producto sea gel o jabón, procura que sea rico en proteínas y siliconas. Las siliconas te benefician pues fijan las proteínas en la piel, hidratándola.

 

Posición correcta al bañarnos

Al estar de pie durante el baño se disminuye la retención de líquidos e hinchazón, pues todos los fluidos drenan mejor. Las zonas problemáticas muslos, vientre o brazos debemos exponerlas directo al chorro de agua.

Recuerda que bañarnos es un hábito al cual sometemos diariamente a nuestro cuerpo, la piel es el primer órgano que recibe el impacto de nuestro estilo de vida y debemos protegerla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.