Los aspectos negativos de tener pechos grandes

0

Entre las mujeres, existen algunos atributos que se consideran sobresalientes en relación a los cánones de belleza. Los pechos, sin dudas, son de los más mencionados, ya que las mujeres bien dotadas suelen integrar los podios de belleza en revistas, consultas al público y concursos de belleza. Pero si dejamos de lado la atracción que pueden generar y la idea de que “mientras más mejor”, hay que detenernos en la otra cara de la moneda: los problemas que pueden surgir por tener pechos muy grandes. Con objetivo de reforzar la conciencia y el cuidado de nuestro cuerpo, hoy exploraremos algunos de los problemas de salud por tener los pechos grandes, y cómo evitarlos y trabajar sobre ellos.

Complicaciones en el embarazo

Cuando las mujeres quedamos embarazadas, nuestros senos aumentan su tamaño al prepararse para la lactancia. En el caso de mujeres con pechos grandes, este incremento añade aún más peso y presión a las cervicales cuando utilizamos sostenes con tirantes. La combinación de pechos grandes con el estado de embarazo es bastante incómodo para mujeres de senos grandes.

Dolores de espalda

A causa del excesivo peso que el cuerpo de la mujer tiene que estar soportando constantemente al tener pechos grandes, es muy habitual que sufra dolor de espalda. Muchas mujeres con pechos prominentes necesitan tener la espalda apoyada y con respaldo durante la mayor parte del tiempo, de lo contrario se agravan los efectos negativos. Este dolor también se reproduce en la zona de la cintura de manera habitual. Es una de las razones por la cual muchas mujeres consideran la alternativa de la reducción de mamas por cuestiones de salud.

Hacer ejercicios puede ser extremadamente incómodo

Las mujeres con pechos grandes como parámetro de belleza pareciera que son consideradas entre las más bellas por un sector de la sociedad, pero lo cierto es que la incomodidad que generan los pechos muy grandes afecta incluso el correcto desempeño físico en actividades que para otras mujeres no son más que un paseo. Flexiones de brazos, correr, bailar, son solamente algunas de las acciones que pueden verse afectadas cuando una mujer de pechos grandes quiere hacerlas. El movimiento de rebote de los pechos, que para muchos hombres y mujeres puede parecer divertido, en realidad es doloroso, y cuanto más pesen los pechos, peor. Otro motivo más para considerar una reducción de mamas que ayude a mejorar la calidad de vida de la mujer.

Problemas en la piel por pechos grandes

Mantener los pechos de gran tamaño en su lugar, implica el uso de sujetadores apretados. Esto ocasiona que la piel muchas veces no respire de forma adecuada, generando diversas situaciones que van desde erupciones o sequedad, hasta infecciones en los peores casos. Es importante prestarle atención al cuidado de la piel en los pechos para que no se generen complicaciones de salud derivadas.

¿Qué es la reducción de mamas?

En discusiones sobre belleza y mujeres, muchas veces escuchamos sobre la idea de agrandar los senos. Pero para las mujeres con pechos grandes, la operación contraria es la mejor solución para generar una mejora notable en calidad de vida y en la propia auto-percepción, ya que hay miles que al tener pechos más grandes y no poder realizar acciones de la vida cotidiana, se sienten poco atractivas.

Este tipo de operaciones se ha vuelto muy simple, pudiendo concretarse en 2 o 3 horas, con anestesia general y diferentes incisiones de acuerdo al tipo de reducción que se pueda hacer. Consulta a tu profesional médico para empezar a pensar cómo podría ayudarte y si es la solución para encarar un mejor estilo de vida con pechos de un tamaño más reducido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here