Diferencias entre cosmética convencional, natural y ecológica

Cada día prestamos más atención a los hábitos de consumo saludables. Una dieta equilibrada, ejercicio y más tención a los productos que se utilizan para el cuidado personal.

A la hora de utilizar un cosmético, es absorbido por la piel y llega al organismo para nutrirlo internamente. Por ello, a la hora de elegir cosméticos, es fundamental conocer las diferencias que existen entre ellos y saber cuáles son beneficiosos y cuáles perjudiciales.

Los cosméticos son las lociones, maquillajes y otros productos de cuidado personal que se utilizan en la vida diaria, como lápiz labial, loción facial, polvos y más.

El mercado mundial de la cosmética natural se está desarrollando rápidamente y eso no se atribuye simplemente a un marketing exitoso.

Un gran número de sustancias e ingredientes utilizados en la mayoría de los cosméticos convencionales son sospechosos de causar alergias, dermatitis, daños al sistema hormonal, toxicidad al sistema nervioso y reproductivo, tener potencial carcinogénico y generar una carga tóxica significativa en el medio ambiente.

Debido a ello, cada día son más las personas que optan por cosméticos etiquetados natural o ecológicamente. Sin embargo, ¿cuáles son las principales diferencias?

cosmetica natural

Cosmética convencional

Estos productos tienen formulaciones a base de ingredientes químicos agresivos para la piel y, además, algunos de ellos contaminan el medio ambiente. Algunas de esas sustancias tóxicas son parabenos, derivados del petróleo (parafinas, siliconas), ftalatos, formaldehído, triclosán, laurilsulfato de sodio (SLS), dietanolamina o BHA.

Su exposición y uso repetido puede tener efectos negativos en la piel y en la salud en general.

Algunos de ellos han sido catalogados como disruptores endocrinos lo que significa que interactúan en el sistema hormonal. Además, algunos compuestos han sido encontrados en la orina e incluso en la leche materna.

Los cosméticos convencionales contienen principios activos farmacológicos que pueden afectar a la estructura o función de la piel.

Cuando se aplican y entran en contacto con la piel, reducen el nivel de transpiración y crean un estado de oclusión, provocando reacciones alérgicas en la piel como urticaria de contacto, intolerancia o dermatitis de contacto irritativa.

Estos cosméticos están hechos de conservantes sintéticos que hacen que la duración de un producto sea más larga, pero causan efectos negativos para la salud y el medio ambiente al contaminar más.

Cosmética Natural

La denominación de cosmética natural se otorga cuando el producto está fabricado con elementos y sustancias naturales de origen vegetal, mineral o animal, pero además puede contener un determinado porcentaje de ingredientes químicos.

Asimismo, también es importante tener en cuenta que no provienen de cultivos ecológicos por lo que durante la cosecha se han podido utilizar fertilizante y pesticidas químicos de después, permanecen en la planta.

Son mejores que los convencionales, porque suelen tener una formulación menos artificial, pero un porcentaje de su composición está compuesto por conservantes y sustancias químicas.

En este aspecto, es importante prestar atención a la composición real y al etiquetado de los cosméticos naturales.

Existen en el mercado productos con algún ingrediente vegetal añadido en pequeña cantidad a su composición sintética y se etiquetan como 100% naturales cuando en realidad no lo son.

Esto se debe porque actualmente no existe una normativa que regule qué es un cosmético natural. Por ello, las grandes marcas se aprovechan de este movimiento creciente cuando sus productos realmente se podrían etiquetar como convencionales.

Para hacer frente a esta carencia, diferentes asociaciones han generados los sellos o certificados independientes que acreditan que realmente el consumidor se encuentra antes un cosmético natural o ecológico dependiendo de sus características.

Cosmética Ecológica

Antes de definir la cosmética ecológica, es importante destacar que la cosmética ecológica siempre será natural, pero no toda la cosmética natural será ecológica.

Los cosméticos ecológicos están compuestos únicamente por elementos, sustancias e ingredientes naturales que han sido producidos siguiendo los criterios de la agricultura ecológica y sostenible (sin uso de fertilizantes, pesticidas o herbicidas químicos, entre otros) y sin dañar o alterar el medio ambiente.

Los ingredientes ecológicos deben estar certificados para ser reconocidos como tales, por lo que los certificados ecológicos son de gran ayuda para garantizar al usuario que se cumplen esos criterios.

No obstante, también pueden contar con conservantes naturales como la vitamina E o antioxidantes para garantizar tanto la estabilidad como la durabilidad del producto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here