Como fortalecer tu hogar en tiempos de pandemia

0

Si hay algo que nos enseñó este tiempo de confinamiento es como mejorar nuestra calidad de vida, no solo en familia sino también con nosotras mismas. Hay distintas maneras de encarar el encierro y lo mejor para los grupos familiares es trabajar en conjunto hacia una paz y armonía que es necesaria en el hogar en estos tiempos tan difíciles.

Hoy queremos contarte sobre cómo realizar estos cambios, para que puedas meditarlos e incorporarlos en tus rutinas diarias. Durante las últimas semanas hemos reflexionado sobre todas estas cosas y de cómo los últimos tiempos hemos aprovechado consciente e inconscientemente para “crear hogar” más que nunca en casa.

En estos tiempos de incertezas necesitamos el hogar desesperadamente. Necesitamos la seguridad del afecto, de las tradiciones, de la vida sana, de la trascendencia. En un momento en el que no sabemos si mañana estaremos todos aquí, si la semana que viene los más pequeños podrán volver al colegio o si la empresa seguirá en pie, sólo nos queda volver a lo fundamental, que es el amor. Porque el bienestar bien entendido es amor, el hogar es amor, una vida bien vivida es amor.

Ante la incertidumbre de la pandemia sólo nos queda responder con amor. Porque “no hay temor en el amor”. Parte del hogar, es ese olor a bizcocho recién hecho. Es la comida. Alimentarse. La vida entre pucheros. Pero también cocinar, compartir momentos en común alrededor de los fogones. Crear hogar en la cocina durante el tiempo del confinamiento ha sido un pilar fundamental. Y no sólo eso, nos hemos dedicado al arte de la exploración y podemos decir con alegría que hemos incorporado una cantidad enorme de nuevos platos (algunos reconvertidos en “tradición semanal”) que ha hecho mucho más interesante y divertida la hora de la comida.

Nuevas tradiciones y rutinas

Tanto el padre como la madre aportamos al nuevo hogar un legado importante de tradiciones familiares que decidimos transmitir a nuestros hijos. Somos conscientes del valor que suponen y del porqué queremos que no se pierdan con el tiempo. Pues bien, quizá no lo has pensado, pero este tiempo de confinamiento es terreno fértil para crear nuevas tradiciones únicas en tu familia, y también rutinas nuevas para alegrarnos los días y que contribuyan a nuestro deseo de crear “hogar”.

Podemos establecer un día de película en familia, otro de pizza hecha por papá, otro de llamadas por WhatsApp con amigos, repostería en familia, jugar en el balcón con los abrigos puestos, dar paseos por las afueras de la ciudad, clases de música todas las semanas.

La lista de cosas que hemos hecho como familia por primera vez el pasado año 2020 es interminable. Y estate segura de que se te ocurrirán muchísimas más aún. La única prioridad es el amor. El desorden puede esperar, el amor no. Crear hogar es amor. Y el amor siempre, siempre, siempre corre prisa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here