5 consejos para tratar el ACNÉ

0

El acné es una de las tantas afecciones de la piel que preocupan a mujeres de todas partes del mundo, y contra la cual hay distintas alternativas de tratamiento. Algunas tienen efectos más positivos que otras, pero la clave se encuentra en lograr que nuestra piel reaccione de forma positiva al tratamiento que realizamos para mejorar la salud de la piel. Hoy repasamos algunos de los trucos, consejos y remedios existentes para tratar el acné en mujeres de diferentes edades.

1. ¿Cuándo aparece el acné?

Normalmente, el acné aparece en la pubertad, asociado a los numerosos cambios hormonales que sufren tanto hombres como mujeres. El acné y su aparición pueden desaparecer de un momento al otro, o mantenerse a lo largo del tiempo de acuerdo al comportamiento hormonal de cada persona. Sin embargo, el tratamiento que requiere una piel con acné joven y una más madura no es el mismo.

2. La higiene es clave para reducir los efectos negativos

La utilización durante la mañana y la noche de productos de limpieza específicos para la piel con acné, es una rutina que debemos tomar en cuenta para acelerar los procesos de eliminación del acné. Deben ser libres de detergente para no resecar la piel y evitar el aumento de la grasa en la epidermis. El objetivo es evitar una sobreinfección de la piel.

3. Tratamientos hidratantes específicos

A la hora de realizar un tratamiento contra acné, la clave está en que sean libres de grasa y que estén orientados al tipo de acné que predomine en la piel. Pueden ser puntos negros, espinillas, irritación o resequedad.

4. Los tratamientos con ácido retinoico resecan la piel

Es importante acompañar los tratamientos tópicos u orales con ácido retinoico, con cremas hidratantes. Hay productos especialmente diseñados para el tipo de resequedad en la piel que se origina a causa de estos tratamientos. La idea es utilizarlos de manera complementaria para limpiar el acné de la piel y lograr un nivel de hidratación óptimo.

5. Evitar la manipulación de las lesiones

Puede resultar difícil, pero es extremadamente importante evitar manipular las lesiones para una correcta recuperación. Esto implica, evitar el rascado, no apretar ni frotar la zona dañada. Esto haría que la infección se extienda y la recuperación se torna más difícil.

El acné es un problema de salud epidérmico que debe tratarse con paciencia y productos adecuados, la paciencia será uno de tus grandes aliados para recuperar la salud de tu piel. No dudes en consultar a tu dermatólogo ante cualquier duda, el acompañamiento médico es primordial para tratar adecuadamente cada tipo de acné.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here