La depilación y el sol

Debido a la depilación y constante exposición al sol, sobre todo en verano, y al frío de nuestras piernas, se trata de una zona de nuestro cuerpo donde la piel es bastante seca y deshidratada. Para ello debemos aprender a cuidarlas y mantenerlas hidratadas y espléndidas. Para conseguirlo y lograr un aspecto saludable en nuestras piernas debemos de seguir varios consejos que nos ayudarán a mantenerlas bien visibles y con un aspecto muy mejorado.

Uno de los métodos que podemos utilizar son peelling corporales o exfoliación, mediante productos o con esponjas exfoliantes, incluso combinar ambas cosas, para así lograr eliminar de nuestra piel las células muertas, pues no sólo mejora la circulación, sino que también ayuda a hidratar a la hora de la depilación. Es recomendable exfoliar nuestras piernas al menos una vez cada dos semanas debido a la depilación. Los mejores exfoliantes son aquellos compuestos de gránulos de nuez, almendra y albaricoque. Si no tienes a mano o se te ha acabado, podrás fabricar uno manualmente, utilizando una mezcla de aceite de almendras y azúcar, aplicándolo mediante un algodón empapado o con una esponja exfoliante.

Para las varices, puedes utilizar productos naturales hechos a base de limón con azúcar. Si utilias la cuchilla para depilarte, procura siempre emplear espuma de afeitado para hidratar la zona. Si utilizas cera o una depiladora eléctrica, depílate siempre después de la ducha, ya que los poros estarán más abiertos debido al calor, lo que facilita la extracción del vello. Hidratar la piel diariamente también mejora la circulación, las cremas que incluyen activos regeneradores, nutritivos y reafirmantes reparan en profundidad las capas de la piel. Utiliza una crema hidratante máxima que consiga hacer desaparecer la sequedad de la piel de las piernas. Las lucirás siempre perfectas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.