¿Qué tipo de ortodoncias hay y cuál es la más apropiada para mí?

La estética es un aspecto fundamental en nuestras vidas. Diariamente nos arreglamos para ir a la universidad, a trabajar o simplemente para disfrutar del día a día y de nuestro ocio. A la hora de hablar de ella, podemos centrarnos en diferentes aspectos: qué tipo de ropa nos compramos, cómo nos arreglamos el pelo o una parte muy importante, cómo cuidamos nuestra boca. La sonrisa se ha convertido en uno de los aspectos más importantes y determinantes, puesto que es nuestra carta de presentación de cara a la sociedad. Sin embargo, también debemos cuidarla por salud, puesto que no tenerla correctamente puede incidir directa y negativamente en ella. Por ello, lo mejor es acudir a tu clínica más cercana y optar por la ortodoncia que mejor se adapte a tus necesidades, como la ortodoncia invisible con la que poder corregir los posibles errores sin que nadie note que estás haciendo uso de una ortodoncia. En este artículo hablaremos sobre las ventajas de las diferentes ortoncias que existen.

Conseguir una sonrisa bonita gracias a la ortodoncia

tipo de ortodoncias

Cuando hablamos de una sonrisa bonita y perfecta, no nos referimos exclusivamente al correcto cepillado de los dientes junto a las veces que debe realizarse a diario. A menudo, estas acciones o la del uso del hilo dental o el colutorio, no son suficientes. Tener una sonrisa bonita está a nuestro alcance, siempre que optemos por una ortodoncia adaptada a nuestras necesidades. Si hablamos en términos generales de una ortodoncia, hablamos de una técnica que consiste en desplazar los dientes de manera controlada o bien, los huesos maxilares en unas posiciones concretas. Todo ello tiene el objetivo de corregir una incorrecta relación entre la arcada dentaria inferior con la superior y/o un alineamiento anómalo de los dientes.

Dentro de las ortodoncias, encontramos diferentes opciones para escoger la más adecuada a nuestras necesidades. La ortodoncia lingual es una de ellas y se trata de una técnica que se basa en la colocación de los brackets en la parte interna de los dientes, consiguiendo que sea prácticamente invisible, un aspecto muy interesante sobre todo para las personas adultas, que suelen ser reacias a emplear ortodoncias visibles. Esta opción tiene ciertas ventajas que conviene conocer, como que el resultado final es idéntico al obtenido mediante la ortodoncia convencional, pero incluyendo los beneficios estéticos y de comodidad.

Además de ello, otra ventaja se basa en que esta ortodoncia lingual no duele, puesto que no existen roces con los labios o la zona interna de la boca, reduciendo la aparición de heridas leves. Por otro lado, encontramos que en la Clínica Dental Asensio podemos escoger la opción de la ortodoncia fija, que se hace con elementos adheridos a los dientes con bandas y brackets. En ellos se les incluyen unos arcos elásticos de distintas aleaciones metálicas a través de un conjunto de ligaduras. Los brackets de porcelana contienen arcos estéticos que tienen el color del diente, así como ligaduras transparentes. Tal y como ocurre con la anterior opción, no hay dolor, sino que existen ciertas molestias durante los 2 o 3 primeros días de colocación sin necesidad de tomar analgésico. Si se siguen las indicaciones de retención, los resultados serán estables en el tiempo.

Por otro lado, también es conveniente hablar de la ortodoncia para niños, que se puede realizar una vez tengan entre 5 y 6 años de edad. A esta edad es conveniente acudir al ortodoncista para hacer una revisión, ya que gracias a ello podemos detectar hábitos perjudiciales y corregir problemas como mordida cruzada o paladar estrecho. Actualmente, encontramos dos tipos de aparatos para los niños. Por una parte, encontramos los removibles que son de usar y tirar. Son perfectos para corregir defectos óseos y diferentes problemas. Por otra parte, están disponibles los fijos, es decir, los brackets. Gracias a ellos, se puede conseguir una oclusión perfecta y se puede escoger el material idóneo en base a la estética que queremos encontrar.

Por otra parte encontramos la archiconocida ortodoncia Invisalign, que cada está teniendo mayor éxito entre los pacientes. Consiste en distintos alienadores transparentes ligeramente distintos entre sí para conseguir un desplazamiento gradual de las piezas dentales. Debido a que son férulas extraíbles (alineadores), existe la posibilidad de comer y beber quitándolas previamente.

Por otro lado, también encontramos la ortodoncia estética, que ha obtenido una gran popularidad en los últimos años. Debido a ello, se han tenido que desarrollar distintos tipos de materiales con los que realizar los brackets: zafiro, circonio y porcelana. En este caso, lo mejor es optar por los dos primeros, ya que no se manchan ni se desgastan. Asimismo, en el caso de los de zafiro, destacamos que son transparentes, una ventaja que no tienen los de circonio ni los de porcelana.

Ahora que conocemos cuáles son las posibilidades que tenemos a la hora de corregir nuestros dientes, es el momento de apostar por el que mejor se adapte a nuestras necesidades y conseguir una sonrisa bonita a través de las diferentes ortodoncias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.