Pelo maravilloso con pocos tips

0

Disfrutar de un pelo bonito conlleva cuidarlo diariamente. Desenredar el pelo cuando está mojado o lavárselo con agua fría son algunas de las recomendaciones para disfruta de un cabello bonito. Hoy te traeremos algunos datos sobre tu cabello, y tips que te ayudarán a que permanezca sano y brillante.

Hay muchos factores que influyen a la hora de conseguir lo que bautizaríamos como pelazo, desde la dieta hasta el ritual de lavado, que debería ser diferente si tienes el pelo fino. El pelo es como una planta, hay que cuidar tanto la parte de fuera de la planta (el cabello) como la tierra que lo sustenta (el cuero cabelludo), por ello es esencial cuidar ambas tanto con una correcta alimentación como con productos cosméticos que harán que tengamos un cabello más sano y por tanto más bonito.

Elegir bien el champú y el acondicionador es lo más importante para el cuidado del cabello. Lávate el pelo cada dos días, sobre todo si haces deporte y sudas. Igual de malo es lavarlo a diario que muy poco. Tómate tu tiempo, no tengas prisa en aclararte la mascarilla, déjala un mínimo de 15 minutos y si puedes envuelve la cabeza con una toalla húmeda caliente para multiplicar su efecto. Si no tienes tiempo, aplícate un buen acondicionador. Tampoco lo frotes. Seguimos teniendo la sensación de que cuanto más frotamos el cabello, más limpio quedará y más tiempo nos durará. Gran error. Precisamente es todo lo contrario, si lavamos el cabello con un suave masaje evitaremos activar las glándulas sebáceas y podrás alargar más los lavados.

La parte más externa del cabello, las cutículas, son como escamas que si no están bien selladas son puertas abiertas que dejan salir el agua del cabello y permiten la entrada de todo tipo de agentes externos dañinos que provocan la deshidratación del cabello volviéndolo más frágil. Es indispensable usar de forma frecuente, cada vez que lavamos el cabello, un bálsamo de medios a puntas que en tan sólo dos minutos es capaz de sellar las cutículas favoreciendo el desenredado y restituir la hidratación del cabello, actuando como un escudo frente a los agentes externos. Hay situaciones más ‘críticas’: recién aplicado el tinte, con el abuso de tratamientos térmicos (planchas, secadores), tras unas vacaciones al sol, es entonces cuando el cabello se deshidrata aún más y por ello es recomendable aplicar de forma puntual una mascarilla a modo de tratamiento de choque.

Por último, existen productos sin aclarado, como las cremas de día de cabello, que, con tan sólo aplicar una avellana en las puntas, conseguimos evitar el encrespamiento, la apertura de las puntas y por tanto preservamos la hidratación diaria del cabello.

El cabello en su parte más interna se alimenta de vitaminas y minerales que están en nuestro organismo y que obtenemos por la alimentación. Por eso, hay que tener muy en cuenta que una alimentación saludable influye también en nuestro pelo. Conviene aumentar el consumo de frutas, verduras, frutos secos, o germinados, que aportan nutrientes, vitaminas y minerales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here