Consejos para el cuidado de las uñas y la belleza

0

Aquí te contamos una serie de consejos para cuidar mejor de tus uñas y tenerlas radiantes y saludables. Pero recuerda que tus uñas no son herramientas, por lo tanto, no las uses como tales y aprende a cuidarlas. Para ello aquí te indicaremos cómo hacerlo y si llegas a lavar platos o a hacer algún tipo de limpieza en particular, procura usar guantes, esto evitará la aparición de hongos.

Y es que tener unas uñas sanas y fuertes te hará lucir manos más bonitas y agradables. Pero ¡ojo!, porque solemos creer que tener uñas saludables es algo meramente estético, y esto claramente no es así. Y es por ello que es importante saber que nuestras uñas también tienen funciones de protección para con nuestros dedos, con los cuales tocamos todas las cosas y son nuestra forma de relacionarnos muchas veces con lo que nos rodea.

Por todo esto, debes prestar suma atención. Tener las uñas húmedas o con acumulación de suciedad, éstas pueden convertirse en el lugar predilecto para hongos y bacterias. Por ello, evita tener tus uñas demasiado tiempo en remojo, ponte guantes al lavar cosas y utilizar productos químicos y a posteriori, sécalas bien para evitar resabios de humedad. Si puedes utilizar un secador de pelo luego de haberlas mojado, o tras un baño de inmersión, muchísimo mejor.

Algo muy habitual y muy dañino para nuestras uñas es usarlas de la manera incorrecta: quizá te suene obvio esto, pero ten en cuenta que nuestras uñas no son abrelatas, ni sirven para destapar cosas. No tienen como función despegar cosas rascándolas ni nada por el estilo. Para todo ello existen herramientas adecuadas que harán ese trabajo y evitarán que nuestras uñas se vean expuestas a algo que puede dañar su salud y su aspecto.

No sé si lo sabías, pero también las uñas necesitan estar hidratadas, al igual que pasa con la piel de las manos o cualquier parte del cuerpo. Ellas también se secan y esto trae consecuencias para su salud principalmente y también para su aspecto. Por eso, cuando uses crema de manos, no dejesde masajear también las uñas con ella, prestando mayor atención, sobre todo, en las cutículas. Si te suele pasar que tus uñas se parten o quiebran con facilidad, quizás se deba a que no están lo suficientemente hidratadas.

Quizá esto que te digamos sea una obviedad, pero muchas personas así y todo lo siguen haciendo: ¡No te muerdas las uñas! Además de quedar muy feo, esto también daña el lecho ungueal, o sea, la zona de la piel debajo de la uña. A su vez, al estar siempre húmedas, será más fácil que se contagien hongos o aparezcan enfermedades. ¡Recuerda que te lo advertimos!

Además, por el hecho de estar en constante contacto con tu saliva, esto evitará que tus uñas crezcan fuertes y sanas, como corresponde. Si te salen padrastros, lo mejor es que los cortes con una tijerita o un alicate, y no que tires de ellos. Así evitarás potenciales infecciones que podrías ocasionarte.

Estos son algunos consejos que te acercamos para que empieces a cuidar más de esta parte de tu cuerpo, que tantas veces maltratamos en el día a día y ni siquiera nos damos cuenta a veces de ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here