Cómo tener una piel impecable

Cómo tener una piel impecable

Existen ciertas pautas que deberás tener en cuenta para mantener la piel impecable durante todo el verano y en cualquier época del año. Tengamos en cuenta que un punto clave, en todos los casos, es proteger la piel de los factores externos siempre.

Si bien no tiene porque ser importante ser la chica más pálida de la piscina la piel puede subir más si no está cuidada. Tampoco es bueno exponer a la piel por largas horas para ponerse morena lo más rápido posible, jamás hay que emplear remedios caseros como el aceite de oliva o mezclar refrescos con yodo, esto puede resultar realmente peligrosos provocando heridas graves en la piel. Este tipo de producto lo único que generará son quemaduras y exponer a la piel a un posible desarrollo de un melanoma.

No es necesario renunciar a tener un bronceado bonito y natural, siempre que sea saludable, a continuación te daremos algunos tips para que protejas la piel y puedas lucir muy bonita en poco tiempo.

Además de los factores externos es muy importante mantener una buena alimentación. Diferentes investigaciones demuestran que los betacarotenos, la vitamina C y el té verde ayudan a activar el proceso de bronceado. Por eso el consumo está más que recomendado a la hora de conseguir un bronceado más intenso.

Los betacaronemos tienen la capacidad de transformarse en vitamina A dentro del organismo, brindando color a la piel y sirviendo de protección frente a la acción de los rayos ultravioletas. La vitamina C permite una mejor síntesis de colágeno, un componente muy importante de los tejidos dérmicos, consiguiendo así una piel más joven. Gracias al té verde se previenen los daños en el ADN de las células de la piel generado por las exposiciones prolongadas al sol.

Otro punto clave es exfoliar la piel. Si estás buscando un bronceado luminoso, duradero y uniforme es necesario que la piel esté bien exfoliada, es fundamental poder eliminar las células muertas de la dermis. Lo ideal es hacerlo dando masajes circulares, especialmente en la espalda, codos, rodillas y pies.

Y, por último, reiteraremos la importancia de proteger la piel. Debes quitarte de la cabeza la idea de que si te poner crema no llegarás a ponerte morena. Esto es totalmente falso y muy peligroso. Los filtros que protegen la piel de los efectos nocivos del sol ayudan a conseguir un bronceado más sano y bonito, evitando la aparición de las manchas.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.