¿Cuál es la mejor época del año para operaciones de cirugía estética?

Si bien es cierto que la cirugía estética está dejando de ser, poco a poco, un tema tabú en nuestro país, algo diferente ocurre con otras cuestiones relacionadas con la intervención. Entre ellas, el preoperatorio, las molestias o, sobre todo, el postoperatorio son algunas de las consultas más realizadas por las personas interesadas en las consultas de los cirujanos.

Operaciones de cirugía estética

Entre los médicos especialistas existe cierto consenso a la hora de considerar algunas épocas del año como más adecuadas para realizar una intervención. Ello se debe a que algunas operaciones requieren un tiempo de reposo, conocido como postoperatorio, en el que el cuerpo se va adaptando al cambio que acaba de experimentar. Este periodo es especialmente relevante en las cirugías estéticas faciales, como una operación de nariz o una cirugía de párpados, ya que el resultado final puede depender de su correcto seguimiento.

A ello se une que el postoperatorio puede resultar más placentero de llevar en ciertas épocas del año. Pero, si no sabes cuál es la mejor época para operarse y quieres obtener respuestas, este post es para ti.

El invierno: la mejor época para una intervención

Como decimos, algunas épocas del año son más recomendables que otras para las cirugías. En este sentido, la mayoría de los especialistas coincide en un punto: el invierno es la mejor época para realizarse una cirugía. Las razones son varias: por un lado, el sol es uno de los grandes enemigos de toda intervención; por otro, en el postoperatorio de cualquier cirugía, es corriente que surjan hematomas o inflamaciones que el paciente querrá esconder. Asimismo, algunas cirugías del cuerpo precisan del uso de una faja, la cual puede ocultarse fácilmente en estos meses.

A pesar de ello, el otoño y la primavera, especialmente hasta el mes de abril, también son fechas óptimas para realizar intervenciones, aunque depende de la cirugía en cuestión y del ritmo de vida de casa persona.

El verano: la peor época para la cirugía

Por el contrario, el verano suele ser la época menos demandada en lo que a tratamientos de cirugía estética se refiere. Las altas temperaturas obligan a darse un baño, tumbarse a la sombra o llevar una vida social más ajetreada. Todo ello influye esencialmente en el postoperatorio, especialmente durante los días posteriores al de la intervención, en los que la zona debe ser tratada y protegida de todo daño externo.

Así, pese a la aparente protección que podamos utilizar frente al sol, durante el verano las temperaturas alcanzan cifras elevadas y pueden tener una incidencia grave en una época de postoperatorio.

No obstante, es importante recordar que ello no significa que no puedas operarte en verano si así lo deseas. Las recomendaciones de los especialistas son genéricas y, por supuesto, deben adaptarse a cada caso. Por ejemplo, un tratamiento con ácido hialurónico, una de las intervenciones más solicitadas en los últimos años, no precisa de grandes cuidados tras la inyección.

Por ello, consulta con tu médico las opciones que prefieras y déjate guiar en todo momento por sus consejos. Las cirugías estéticas pueden convertirse en grandes oportunidades para conseguir una autoestima fuerte, pero, si no se siguen las indicaciones de los cirujanos, pueden dar lugar a ciertos problemas a corto y medio plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here