Restaurar el pelo después del verano

Al final del verano solemos acabar con el pelo dañado y sin brillo. Vamos a ver cómo conseguir repararlo y que vuelva a estar sano.

El Sol, el mar, el cloro de las piscinas… son los elementos claves del verano pero estropean nuestro cabello. Cuando se acaban las vacaciones y nos miramos de nuevo al espejo empezamos a ver puntas abiertas, el pelo apagado y descolorido, etc. Pero te desanimes que eso tiene solución. Necesitas hidratarlo y nutrirlo de nuevo.

No hace falta que te gastes una fortuna para repara tu pelo sino que puedes lograrlo desde la comodidad de tu hogar. Aquí te dejamos las mejores opciones para volver a tener una melena sana y vital.

→   Mascarillas nutritivas y revitalizantes DIY.

Estas mascarillas caseras debes aplicarlas dos veces o tres veces a la semana para tener los efectos deseados. Entre las más eficaces destacamos las que se hacen a base de aceite extra virgen de oliva, almendras dulces o aceite de ricino.

El aceite debe aplicarsepor todo el pelo, mejor aún si se calienta un poco pero sin que llegue a quemar. No te lo tienes que limpiar al rápido sino que debes dejar que actúe al menos 30 minutos antes de enjuagarte el pelo de nuevo. Si lo quitas antes no tiene efecto.

Otra opción es utilizar una mascarilla con cebolla. Es ideal para restaurar el cabello dañado y debilitado. Centrífuga una cebolla pequeña, lo filtras y mezclas el líquido con una cucharada de miel.  Tienes que aplicarlo sobre el pelo, sobretodo en las zonas más dañadas. Dejar en remojo toda la noche protegiendo la almohada con una toalla.

A la mañana siguiente tienes que lavarte el pelo con un champú suave para eliminar los restos de la mezcla.

Puedes alternar este tratamiento de cebolla con una a base de mayonesa.  Se usa aplicándola desde la raíz hasta las puntas. Luego lo tapas con un gorro de ducha de plástico y lo dejas actuar toda la noche. Igual que con la mezcla de cebolla, te lavas el pelo a la mañana siguiente con un champú suave.

→   Acondicionador nutritivo.

La miel es un gran aliado para tu pelo porque consigue reparar y nutrir el cabello al mismo tiempo. Se tiene que aplicar sobre el cabello limpio y húmedo y de forma homogénea por todo el pelo. Dejar reposar durante unos 20 minutos antes de enjuagar.

Otro excelente acondicionador natural que puedes hacer en casa es con yogur o huevos. Aplica sobre el pelo un tarro entero de yogur blanco una vez te hayas lavado el pelo y mientras aún esté húmedo. Lo dejas actuar 30 minutos y luego lo enjuagas. Si lo prefieres, puedes usar 4 huevos batidos en vez de yogur. Se aplica de la misma forma que el yogur.

→   Fuerza y Vitalidad.

Para reestructurar el cabello debilitado es importante nutrirlo también desde el interior. En el mercado existen muchos suplementos a elegir y también se pueden encontrar en los  alimentos que comemos. Nos referimos a minerales tales como zinc, cobre, hierro, calcio y magnesio. Se encuentran en granos enteros, nueces con cáscara,mariscos como los mejillones y las ostras, legumbres, chocolate, huevos, cereales, vegetales de hoja verde, hígado y vísceras del pescado azul, lácteos… No olvides añadir estos alimentos a tu dieta para mantener el pelo sano y fuerte.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.