El té blanco, secreto de la eterna juventud

El té blanco, secreto de la eterna juventud

El té blanco, obtenido de las más altas montañas de China, el té blanco es uno de las variedades más sanas y con mayor número de propiedades, especialmente en lo que respecta al cuidado de la piel. Es por ello que se le considera uno de los elixires de la eterna juventud, bebida imprescindible para lucir una piel tersa y luminosa.

Una de las características más importantes del té blanco es su alto contenido en antioxidantes, una sustancias que se encarga de eliminar los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro de la piel.

Además el té blanco se encarga de aumentar los niveles de elastina y colágeno, las sustancias que ayudan a que  la piel conserve elasticidad y tersura, ideales para mantenerla firme y joven durante mucho más tiempo.

Por otro lado,  el consumo del té blanco es una excelente forma de combatir tanto la fatiga física como mental, además no engorda, ayuda a reducir la absorción de grasas, fortalece los huesos, ayuda a eliminar el exceso de colesterol y es una excelente bebida diurética. Nunca una bebida había tenido tantas propiedades, y es que el té blanco es uno de las bebidas más sanas que podemos encontrar en el mercado.

Es tal el poder rejuvenecedor del té blanco que ha comenzado a convertirse en uno de los elementos indispensables en los últimos productos de cosmética. Tomar una taza de té blanco al día es sano, agradable y sobretodo muy recomendable para darle a nuestra piel ese plus de vitaminas que la mantendrán joven y radiante.

Imagen cortesía de peru (www.peru.com) Todos los derechos reservados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.