¿Cómo Arreglarse para Excitar a un Hombre?

En el arte de la seducción, la forma en que una mujer se arregla tiene una importancia fundamental. Si quieres volver loco a tu hombre, procura prestar atención a tu aspecto físico para resaltar tus atributos femeninos y así disparar el nivel de excitación al máximo. Te dejamos estos consejos que te ayudarán a arreglarte de la mejor manera y convertirte en una tentación irresistible para él.

¿Cómo arreglarse para excitar a un hombre?
¿Cómo arreglarse para excitar a un hombre?

Vestimenta

Nada mejor que una vestimenta sexy y sutilmente provocativa para despertar en un hombre los más ardientes deseos. Ten en cuenta que siempre es más efectivo insinuar que mostrarlo todo, ya que de esta manera se aviva la imaginación erótica. Para una cita o velada romántica, vístete con faldas o vestidos cortos o utiliza ropa ajustada que marque tus curvas.

Llevar alguna trasparencia también puede ser una gran aliada a la hora de seducir, ya sea usando medias de nylon -lisas o con alguna trama que dibuje sobre tus piernas-, o luciendo alguna camisa o blusa transparente.

Procura que el escote de tu camisa o vestido sea sugerente pero no demasiado amplio, dando una apariencia sensual sin caer en el exceso o la vulgaridad. Si tienes poco busto, puedes optar por un escote bote o halter, para proporcionar volumen y llevar el foco de atención a los hombros y espalda. Y por supuesto, lo que no puede faltar en un look sensual son los zapatos de tacones. Estos te harán ver más irresistible que nunca.

Piel

La piel de la mujer es una de las cosas que excitan a un hombre y una poderosa herramienta de seducción, especialmente cuando se ve (y se siente) suave y resplandeciente. Por eso, es importante que prepares tu piel antes del ansiado encuentro con ese hombre que quieres excitar.

Procura no depilarte el mismo día del encuentro sino el día anterior, para evitar que tu piel se vea irritada o enrojecida. Luego, realiza una exfoliación en todo tu cuerpo utilizando una esponja vegetal o cepillo de cerdas naturales. Hazlo con suavidad, sobre todo en el rostro, y especialmente si tienes piel sensible. Recuerda que la exfoliación es siempre más efectiva con la piel seca.

Si puedes, toma un baño, aunque sea rápido, de agua fría. Esto mejora la textura de la piel, tonificándola y mejorando la circulación.  Lo mejor es usar jabones de glicerina o de aceites esenciales, ya que los jabones comunes resecan la piel. Para finalizar, y muy importante, utiliza una crema humectante, colocándola con masajes circulares y ascendentes. Si tiene un rico aroma o un poco de glitter, ¡mucho más encantadora!

Pelo

No olvides de que tu pelo es otro clásico recurso para despertar pasiones. Pero esto sólo sucederá si sabes cómo cuidarlo para que luzca suave y brillante, y cómo peinarlo para evitar una apariencia aburrida o dejada. Por supuesto que el corte de cabello y el peinado dependerán de tu estilo y personalidad, pero siempre puedes arreglarlo para que el día del encuentro luzca mejor que nunca.

Realiza con tiempo una nutrición o baño de crema para asegurarte que se vea brilloso y saludable. Evita peinados complejos que puedan resultar incómodos o difíciles de mantener. Si tienes el cabello largo, puedes dejarlo suelto o hacerte una cola de caballo. Estos son los peinados que más atraen a los hombres.

Tanto si tienes el cabello corto o largo, procura dejar unos delgados mechones sobre tu rostro. Y juega –siempre sutil y moderada- con ellos durante la cita. ¡Arma infalible de seducción!

Maquillaje, perfume y accesorios

El maquillaje no sólo te ayudará a disimular imperfecciones sino que también te permitirá resaltar aquellos rasgos femeninos sumamente excitantes: ojos, pestañas y labios. Aprende aquí cómo maquillarte según tu tipo de cara.

Aplica primero una base para unificar el color de tu piel y un rubor para iluminar y avivar tu rostro.

Para una mirada irresistiblemente sexy, te recomendamos el maquillaje de ojos ahumados. Utiliza una sombra oscura metalizada, una buena máscara para pestañas y no olvides delinear ambos párpados. Delinea también tus labios para darles volumen –al no ser que tengas labios gruesos- y aplica algún brillo o gloss sobre tu color de lápiz labial favorito.

En cuanto al perfume, es muy importante no colocarte demasiado para que no resulte repugnante o invasivo. Coloca una pequeña cantidad en las muñecas, adentro de los codos y detrás de las orejas. Estos son puntos de presión donde la circulación provoca que el perfume emane gradualmente.

Elige accesorios sencillos, que adornen con delicadeza pero no molesten, se enganchen, enreden o choquen entre sí.  ¡No te recargues! Él en realidad quiere imaginarte sin nada puesto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.