Mantener el rostro fresco y radiante.

Con el tiempo, el clima y el sol, la piel del rostro se va maltratando, es por eso que debemos siempre tener cuidados especiales con ella, para evitar el daño permanente. Hay que luchar contra el paso del tiempo.

Reúne pétalos de rosas frescas, machácalos perfectamente hasta formar una pasta homogénea. Aplica esta pasta sobre tu rostro, debes dejarla puesta mínimo 15 minutos. Luego, podrás retirarla con agua fría.

Al enjuagar NO uses jabón, sólo con agua y con ayuda de una toalla, seca dando toques suaves sobre tu cara, sin tallar (de esta manera evitarás maltratar la piel, además de retrasar la salida de líneas de expresión).

Llévala a cabo 1 ó 2 veces por semana, la clave está en la constancia, verás que en poco tiempo tu rostro lucirá mucho más suave y radiante.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.