Como aplicar el rubor

El primer paso para conseguir la técnica perfecta es elegir un buen color. Puedes buscar un color de rubor que coincida con el mismo color que toman cuando te sonrojas. Otros trucos para encontrar el mejor color puedes dar a tus mejillas un golpe rápido. Después de tener el color perfecto de rubor, piensa en cuál es la fórmula adecuada para tu tipo de piel. Si tienes la piel grasa o mixta, elije una textura en polvo. Si tu piel es seca, elije un rubor en crema.

Se trata de marcar el contorno, acentuar tus rasgos y corregir defectos por lo que no debes excederte, lo mejor es aplicarlo al final, para obtener el aspecto que deseas.
Cuando estás aplicando el rubor, asegúrese de usar una brocha especifica para esto. Reúne el color en el pincel, quita el exceso y bárrelo en el área del pómulo con un movimiento ascendente y hacia afuera. Otra forma para detectar la zona a maquillar es sonriendo.

Si encuentras que te has excedido con el color y pareces un payaso, no te preocupes. Pásate un pañuelo para secar el sobrante.

Si quieres un look sexy de noche, utiliza rubor con brillo alrededor de la parte superior de los pómulos (cerca del ojo).

Cuando estés usando rubor en polvo, asegúrese de barrerlo en una sola dirección. De lo contario formaras rayas y no conseguirás un aspecto natural.

Si todavía no estás segura de qué color de rubor te favorece, prueba un tono rosado o rosa claro para empezar. Estos tonos coinciden con casi cualquier color de la piel.

Trucos de Belleza Belleza para Mujeres Adelgazar Maquillaje Depilación

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.